Noticias de interés extra

Evita que tu tarjeta de crédito te consuma

Muchas personas al recibir una tarjeta de crédito, no tienen noción de cómo utilizarla, es por eso que caen en errores que hacen que estos plásticos terminen quitándole no sólo sus ingresos, sino también su tranquilidad, sigue estos consejos y evita ser consumido por ellas.

 

Las tarjetas de crédito hoy en día son una  herramienta necesaria para realizar casi todos los pagos o consumos, como las compras hechas por internet, el pago de ciertos trámites públicos, sin dejar de mencionar los pagos para la adquisición de muebles de alto valor. Obtener una, además de ser una ventaja representa una responsabilidad que puede jugar en tu contra si no la sabes manejar ¿Interesado en saber cómo evitarlo?

¿Cómo evitar ser consumido por una tarjeta de crédito?

Sin más preámbulos lo primero que debes considerar son los retrasos en los pagos que te generen intereses moratorios, estos recapitalizarán la deuda superando muchas veces el límite de crédito que te han otorgado.

En este sentido, debes cumplir con por lo menos los saldos mínimos que la misma entidad bancaria te indicará. Otro detalle importante es recordar cuales son las fechas de corte en los que debes cancelar y abonar a la deuda antes de que éste plazo llegue a vencerse.

Otro factor determinante es la movilidad que hagas de esta herramienta, aunque no lo creas al banco no le interesa que compres hoy y pagues mañana, sino que la utilices de manera periódica y cumplas con los pagos fijados.

Muchas personas, por ejemplo, se preguntan  porque no se le ha concedido un aumento en su límite de crédito si no se retrasan con los pagos en comparación con otras personas que las tienen hasta el tope, la razón de esto es muy sencilla “el uso frecuente tiene más opción de aumento de límites, que utilizarla sólo en casos especiales aunque el pago sea casi inmediato”.

Toma en cuenta que la generación de una  tarjeta de crédito por parte de un banco no es una acción aislada, ya que en muchos países las entidades financieras están interconectadas, por esta razón si eres buen candidato puedes recibir ofrecimientos de tarjetas de crédito en entidades bancarias donde no poseas cuenta bancaria.

Así mismo, el mal comportamiento financiero puede catalogarte como una persona de mala reputación crediticia cerrándote las puertas no sólo en el banco que te la concedió  sino en otros donde quieras solicitarlas.

¡Recuerda! El objetivo de contar con una tarjeta de crédito es poder realizar consumos inteligentes y no que los intereses acumulados te consuman.

 

Comentarios