Noticias de interés extra

¿Te pueden robar tu cuenta de juegos online?

Uno de los primeros pasos para obtener una cuenta de juegos online es registrarse, por lo general en este registro ofreces datos atractivos para cualquier hacker que quiera usurpar tu identidad o extraer de allí los datos más importantes para usar tus recursos económicos y sencillamente robarte.

Cuando ingreses a una página de juegos, verifica al lado de la dirección URL la seguridad del sitio, ten en cuenta que los sitios no confiables mostrarán al lado de la dirección la frase “No es seguro”.

Varias intenciones al robar tu Cuenta de juegos online

La intención del hacker puede variar, encontrarás quienes muestren interés en tu cuenta de juego online para divertirse un rato con los niveles alcanzados, algo así como entretenerse con los recursos de otros, como también encontrarás quien accede con la intención de apropiarse de tus datos bancarios y robar tu dinero.

Es preciso acotar también, que en estos tiempos, la cantidad de usuarios con interés en juegos online ha crecido vertiginosamente, tanto así que entre los jóvenes inexpertos, las horas de ocio son tan sólo la milésima parte de las personas que diariamente dedican buena parte de su tiempo en este tipo de juegos.

Lo dicho anteriormente dió pie a la última tendencia en robar cuenta de juegos online para  “revenderlas al mejor postor”, pues así como lo lees, la cantidad de euros ofrecidos en el país y fuera de éste trasciende a los miles, dependiendo del juego, del nivel logrado o del servidor con que se juege.

 

Definitivamente el punto de inicio de donde parten  algunos  hackers para sustraer  datos,  dinero y hasta la disponibilidad de crédito es robar tu cuenta de juegos online.  Después de esto lo que queda es esperar el golpe fuerte en el vacío de tus cuentas y con ello tus buenas intenciones de jugar online.

Sé previsivo, juega seguro en sitios confiables y protege además de tu diversión el dinero destinado para éste.

Así mismo, no repitas datos como usuario y contraseñas a correos que se hagan disfrazar como soporte técnico, cambia las mismas con regularidad y procura crear contraseñas alfanuméricas que sean más difíciles de descifrar por parte de los maestros de lo ajeno.

 

Comentarios